Bosque Nativo

La importancia de los bosques nativos en el territorio de Pulmarí se integra a la perspectiva del departamento Aluminé. En la imagen satelital, se resalta la silueta del departamento Aluminé y en particular, el área de Pulmarí, destacándose en verde claro la superficie de bosque nativo considerada para el inventario forestal nacional.

Los bosques nativos son de una u otra manera escenario de prácticamente todas las actividades económicas, sociales y culturales del departamento,  razón por la cual no se debe realizar una lectura de los bosques nativos con una óptica estrictamente forestal, sino viéndolo como el lugar donde conviven usos muy diversos.

En la siguiente tabla se pueden observar las superficies de los distintos tipos forestales que se encuentran en el departamento Aluminé, los resultados que se muestran son los de bosques y matorrales descontadas las superficies correspondientes a pedreros, espejos de agua. Entre los datos más relevantes está la superficie de bosques donde participa la araucaria, ya que en el departamento no solo que hay más de 70.000 has de bosques donde forma parte esta especie, sino en el gradiente pluviométrico en el que aparece, desde la cordillera en el oeste con precipitaciones superiores a los 2.500 mm, hasta las sierras de Catan Lil en el este donde las precipitaciones son inferiores a los 800 mm, lo que le confiere un especial valor desde el punto de vista de la variabilidad genética de las poblaciones.

 

Superficie de los distintos tipos forestales del departamento Aluminé

TIPO FORESTAL

Sup.

%

BOSQUE DE COIHUE

397

0

FORESTACIONES

1126

0

MALLINES

2392

1

BOSQUE DE ROBLE PELLIN

2746

1

BOSQUE DE CIPRES

4998

2

BOSQUE DE LENGA

31768

12

BOSQUE DE ÑIRE

34419

13

ARBUSTALES

56565

21

BOSQUE MIXTO

58956

22

BOSQUE DE ARAUCARIA

78570

29

TOTAL

271936

100

 

Estas masas boscosas se encuentran bajo dos jurisdicciones distintas: nacional con el del Parque Nacional Lanín (cabeceras de las cuencas de Quillén, Ruca Choroi y Ñorquinco) y el resto en jurisdicción provincial. En ambas jurisdicciones se pueden encontrar estatus de conservación distintos, dentro del Parque Nacional hay tres categorías distintas: reserva nacional, parque nacional y reserva natural estricta. Mientras que en la jurisdicción provincial la distinción se hace a través del sistema de las Áreas Naturales Protegidas de la provincia, dentro del departamento Aluminé se encuentran dos de esas áreas: Chañi (dentro de la C.I.P.) y Batea Mahuida en territorio de la comunidad Mapuce Puel.

La conservación y manejo de los bosques nativos está contemplado en diversas leyes tanto nacionales como provinciales, en particular nos referiremos brevemente  a la Ley Nacional nº 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para los Bosques Nativos

Dicho instrumento legal puede brindar asistencia financiera para distintos tipos de proyectos que tengan como finalidad la conservación, restauración y aprovechamiento del bosque nativo. En la Provincia de Neuquén fue adoptada por Decreto 1078/09, habiéndose dictado la ley 2780.

Esta Ley surge ante la desaparición de la masa boscosa nativa a nivel nacional, debido al corrimiento de  la frontera agrícola, proceso que se aceleró de manera exponencial a partir de dos hechos de nuestra historia reciente: El primero, conocido como la “Revolución Verde” a mediados de la década de 1970, con la aplicación de agroquímicos, fertilizantes y mecanización de las cosechas, y el segundo fue la implantación de grandes superficies dedicadas a la siembra de soja, trayendo consecuencias tales como la disminución de otros cultivos y el desplazamiento de la ganadería.

La ley, como su nombre lo expresa, tiene por finalidad la protección de los bosques nativos, los que fueron clasificados en tres categorías de manejo y protección:

 

  • Categoría I (rojo): sectores de muy alto valor de conservación que no deben desmontarse y deben mantenerse como bosque para siempre. Se pueden realizar los siguientes aprovechamientos sostenibles: recolección, turismo e investigación científica.
  • Categoría II (amarillo): sectores de mediano valor de conservación, que pueden estar degradados pero que si se los restaura pueden tener un valor alto de conservación y no deben desmontarse. Se podrá realizar aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica.
  • Categoría III (verde): sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse parcial o totalmente.

 

En el mapa siguiente se visualiza el recorte de categorización para el Departamento Aluminé que incluye el área Pulmarí.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4


Busqueda

Ingreso